FUNDACIÓN DEL INSTITUTO EL PROGRESO 

Don Juan Lisandro Sabillón Perdomo es el nombre que resalta como el Iniciador de la fundación del Instituto Departamental El Progreso. Nació en San Luis, Santa Bárbara, en abril de 1894. Quedó huérfano de madre cuando tenía 22 años de edad.

Don Lisandro nos planteó la necesidad que tenían muchos alumnos de iniciar sus estudios de secundaria en una institución educativa más cómoda en sus cuotas de pago y completamente laica para dar oportunidad a familias que como la suya profesaban y pertenecían a la Iglesia Evangélica Reformada. 

La falta de suficientes recursos económicos obligaron a Don Lisandro a buscar un socio que le ayudase a realizar el proyecto, encontrándolo en la persona del Licenciado Francisco Rodolfo Jiménez que se desempeñaba como Juez de Letras de esta ciudad que de inmediato empezó a tramitar toda la documentación necesaria ante el Ministerio de Educación Pública de la capital para su aprobación. 

El nombre de la nueva institución se escogió como un homenaje a nuestro municipio y sus habitantes ansiosos de un desarrollo cultural y un futuro promisorio en la formación profesional de las nuevas generaciones: INSTITUTO DEPARTAMENTAL EL PROGRESO. 

La escogencia del local para su funcionamiento se dio gracias a la generosidad de los herederos de Carlos M. Alvarado (Tito Mendoza) que lo alquilaron a los fundadores por un precio módico además daría alojamiento a los cursos I, II y III  Ciclo Común de Cultura General y las oficinas respectivas que fueron habilitadas con los muebles personales de Don Lisandro y su familia.La casa era de dos pisos y dos patios, ubicada en la 3ra avenida Sur, 7a calle Sur, Barrio Las Mercedes.  

Don Lisandro Sabillón recordó la extensa y productiva labor educativa e intelectual del profesor Manuel Díaz Palma que en ese momento laboraba en la Escuela Luis Landa en el Puerto de Tela y hasta allá se dirigió en compañía del Abogado Francisco Rodolfo Jiménez para ofrecerle el cargo del nuevo instituto que él aceptó gustosamente. En la Sub-dirección don Lisandro recomendó al profesor Adolfo Baide, miembro activo de la Iglesia Evangélica Reformada persona muy especial por sus dotes de líder, rectitud, acervo cultural y un gran orador. El personal directivo inició labores visitando personalmente los hogares de posibles alumnos.

La matrícula se abrió oficialmente el 16 de Enero de 1961, previo  a un anuncio que nuestro padre Don Rafael Platero Paz elaboró cuidadosamente para pasarlo en las pantallas del Cine MODERNO, así era la publicidad y muy efectiva pues todo el mundo asistía al único cine de la localidad. 

INAUGURACIÓN Y PRIMERAS ACTIVIDADES

La inauguración de clases se realizó el primero de febrero de 1961 con toda la solemnidad del momento, con la presencia de padres de familia, maestros, alumnos e invitados especiales, fue un sencillo programa con palabras emotivas del profesor Manuel Díaz Palma como Director, una oración especial del profesor Adolfo Baide, Sub-director y elemento importante de la Iglesia Evangélica Reformada, inmediatamente comenzó la distribución de los alumnos en sus aulas, los horarios y los maestros en sus respectivas horas de clase. La jornada de trabajo se realizaba en el transcurso del día, desde las 7: 00 A.M. de la mañana hasta las 5:00 P.M. distribuido en dos etapas, con sus respectivos recreos.
Previous
Next